Noticias

 

El Ayuntamiento de Gernika tiene previsto instalar semáforos en la confluencia de las calles Don Tello y San Juan de la villa foral, a fin de garantizar la seguridad tanto de los vehículos como de los peatones. Se trata de un cruce céntrico de la localidad por el que transitan a diario numerosas personas y en el que se concentra también mucho tráfico, con el problema de seguridad que ello conlleva.

Con el propósito de regular la circulación en este 'punto negro' del municipio, el Consistorio local ha previsto instalar semáforos en cada una de las calles del cruce, además de otro más en Don Tello, que se mantendrá en color ámbar, con el fin de otorgar mayor fluidez al tráfico.

Los trabajos para regular el tránsito de coches y peatones, que ha sido ya adjudicados con un presupuesto de 43.342 euros, estarán terminados para finales de este año.

Andra Mari y Barrenkale

El cruce entre la travesía de Don Tello y la calle San Juan cuenta en estos momentos con cuatro pasos de cebra, pero son insuficientes para garantizar la seguridad en un punto en el que el flujo de gente es grande.

Por otra parte, la Administración gernikarra tiene previsto continuar, en breve, con la urbanización de nuevas calles de la localidad. En este sentido, tiene previsto también adecentar el tramo de la vía de Don Tello, comprendido entre el cruce con Adolfo Urioste hasta la intersección con San Juan.

En toda esa longitud de la vía, las aceras tiene desniveles que hay que corregir porque por ahí también pasa mucha gente que se dirige a la estación del tren y a las paradas de autobuses.

El Ayuntamiento también responderá a la solicitud que tanto la ciudadanía como el sector de comerciantes realizaron, a través del proceso participativo, para adecentar las céntricas calles de Andra Mari y Barrenkale. Para ello se invertirán un total de 394.395 euros.