Noticias

 

El Consistorio de la villa foral sigue por la senda de mejoría de las infraestructuras deportivas implantada en los últimos años. Tras haber reformado el tejado del polideportivo Santanape, ahora le ha tocado el turno a su fachada. En esta ocasión se ha renovado su figura exterior con el objeto de mejorar su imagen. Con tal fin se ha recubierto de una tonalidad ocre y azul.

Esta iniciativa se suma así a las obras llevadas a cabo en esta infraestructura, como la reforma de su frontón, mejora del pavimento y de los accesos al gimnasio, así como la renovación de los aparatos de gimnasia. Asimismo el Consistorio de la villa foral también renovó el pabellón deportivo de Maloste con el pintado de su fachada exterior y la colocación en sus paredes de dos imágenes, en blanco y negro, de unas dimensiones de 4,16 x 4,16, además de la instalación de gradas supletorias con capacidad para 156 personas, la habilitación de una sala de prensa y la adquisición de un marcador nuevo.