Noticias

 

El consistorio tiene previsto comenzar en breve la reparación de la capilla del cementerio Zallo Barri de la villa foral, que con el paso del tiempo ha sufrido varias fisuras tanto en su fachada exterior como en las paredes del interior de este pequeño templo. Para ello, el Consistorio ha reservado un presupuesto que supera los 57.800 euros.

La Administración local tiene proyectado iniciar los trabajos de restauración del edificio el 5 de noviembre. El plazo de ejecución de las labores a realizar se desarrollará durante aproximadamente un mes y medio.

La capilla del cementenio Zallo Berri de Gernika cuenta con una superficie de 95 metros cuadrados y una altura de unos cinco metros. Los asentamientos del terreno sobre el que está edificado el templo han provocado en los últimos años varias grietas. Además como la solera ha estado sometida a movimientos, se han despegado las baldosas de la soleta y se han registrado otro tipo de irregularidades que es necesario reparar cuanto antes.

Edificio protegido

La intervención consistirá en reforzar la cimentación con micropilotes, además de la estructura. El carácter representativo de la capilla aconseja consolidar el edificio manteniendo sus características volumétricas y constructivas.

La capilla, de hecho, está sujeta a un grado de protección local que obliga a mantener la fachada tal y como está.