Noticias

 

Eran las 15.45 del 26 de abril de 1937. Aviones de la Luftwaffe alemana se adentraron en la localidad foral un lunes de mercado, bombardeando y arrasando, durante cuatro horas, con todo lo que encontraron a su paso y dejando un reguero de cientos de víctimas.

Para mantener vivo este trágico episodio, el Ayuntamiento de Gernika-Lumo ha puesto en marcha el “Itinerario de la Memoria”, una ruta por los escenarios más castigados del ataque aéreo. Esta consiste en un recorrido por los 11 puntos más significativos del bombardeo, jalonado con varios testimonios de supervivientes y fotografías. Una iniciativa que aúna tres caminos: la investigación histórica, los testimonios de los supervivientes y la posibilidad mediante QR de ver cómo era Gernika-Lumo antes del bombardeo.

El recorrido recurre al testimonio de aquellos que pudieron contemplar el horror con sus propios ojos. Una ruta, en definitiva, que permitirá tanto al visitante como a los propios gernikeses conocer más en profundidad la indeleble huella histórica, mediante 11 localizaciones fácilmente visitables en un paseo cercano a una hora.

Se incluye una ruta por los bunker

Gernika-Lumo todavía hoy conserva restos materiales de la Guerra Civil. Los refugios antiaéreos, construidos entre octubre y noviembre del 36, son unos de los principales recuerdos de una época en la que la tensión seguía presente. Ahora, se han incluido dentro del “Itinerario de la Memoria”.

Así se podrán visitar dos refugios situados en los túneles del Pasealeku y el refugio antiaéreo de Astra, donde los gernikeses permanecieron más de cuatro horas ocultos, hasta que paso el ataque.

La propuesta consiste en visitar estos dos enclaves, sin necesidad de guía, tan solo con la ayuda del folleto del recorrido y un plano turístico que se puede conseguir en la Oficina de Turismo local.

Los túneles del refugio del Pasealeku son el punto fuerte de esta ruta. Uno de ellos tiene 15 metros de largo y supera los dos metros de ancho y otros dos de alto y en él se puede vivir una experiencia única por medio de la recreación del bombardeo. El búnker, de 15 metros de largo y poco más de dos de ancho, sumerge al visitante, a través de imágenes y material sonoro, en la angustiosa vivencia de quienes allí se resguardaron de la lluvia de bombas incendiarias que arrasaron la localidad.

El otro de los habitáculos quedó inacabado con 3.80 metros de fondo y en su interior se ha colocado una maqueta de los refugios proyectados para este punto.

El espacio se ha completado con una exposición TRANSIT Gernika organizada y producida por la Fundación Museo de la Paz de Gernika, que quiere hacer un recorrido a los paisajes y lugares del pasado y del presente de la villa foral. El horario de apertura de este espacio ubicado en el Centro de la Tercera Edad es de 10.30 -13.30 horas y 15.30 a 21.30 horas.

Otro punto visitable de la ruta es el de Astra. Ubicado en la zona industrial de La Vega, sirvió como refugio a los trabajadores de las fábricas de la zona. Fue realizado de hormigón con techo abovedado, para que fuera más seguro en caso de impacto. Esta construcción estaba “disimulada” bajo un falso techo que a vista de pájaro le daba el aspecto de una vivienda (trampantojo). El horario de visita de este punto es de lunes a viernes de 10.00 a 18.30 horas y sábados de 10.00 a 15.00 horas.