Noticias

 
Entre los miles de visitantes que dan color a los Sanfermines ayer tuvo un protagonismo especial la embajadora de la antigua Banda Municipal de Gernika-Lumo, que junto a otras once formaciones fueron  objeto de un homenaje por parte de la Banda Municipal de Música de Pamplona, conocida popularmente como 'La Pamplonesa'.

El motivo es tan sencillo como que hace es una banda centenaria, aunque ya no se encuentre en activo. La primera banda musical se creó en 1854, cobrando tres reales por su trabajo, a los doce músicos de la misma, siendo nombrado su director el tamborilero de la villa, Lino de Ugarte. Quizá sea esta misma la que amenizó los actos de la plantación del nuevo Árbol de Gernika, que tuvo lugar un jueves 24 de febrero de 1859. La siguiente información sobre la Banda la facilita Julio Bareño en sus memorias escritas en 1949. Según sus notas, hacia el año 1870 había una banda cuyo director era Patxo Toña (que tocaba el requinto), formando parte de ella, ente otros; Claudio Musatadi y Tomás Atxirica. Esta amenizó durante algunos años las corridas generales de Bilbao y se extingió en 1973.

El acto oficial fue  presidido, por parte del Ayuntamiento de Pamplona, por Maider Beloki, concejala delegada de Cultura y Educación, que estuvo acompañada por el presidente de La Pamplonesa, José Luis Palacios.