Noticias

 

Santanape contará a finales de año con una piscina más eficiente, tras la instalación de un recuperador de energía térmica de última generación. Un sistema que regenerará del orden del 140% de la energía contenida en el agua de la piscina renovada diariamente, lo que derivará también en una reducción de coste de su mantenimiento, en una mejora de la calidad del agua, en una menor necesidad de limpieza del filtro de arena, así como del uso de productos químicos de tratamiento.

Para garantizar las adecuadas condiciones de higiene del vaso de la piscina, se debe renovar diariamente un 5% del volumen del agua. Una reposición de agua, sin recuperación, implica el desperdicio de agua a temperatura de piscina que hay que sustituir por agua a temperatura fría de red. Adicionalmente hay pérdidas como por ejemplo, las debidas a la transmisión en paredes que es necesario compensar. De este modo, con este método se reducirán los costes de funcionamiento, utilizando el agua de piscina extraída como fuente de calor antes de lanzarla por el desagüe.