Noticias

 

El Consistorio de Gernika-Lumo ha iniciado los trabajos de recuperación  de uno de los refugios antiaéreos situado en el actual Hogar del Jubilado del Pasealeku. Este espacio, además, alberga varios bunker que tras la macización, de hace 27 años, de los arcos del Pasealeku se transformaron en baños.

Ahora el Ejecutivo quiere rescatar uno de ellos, tal y como se encontraba hace 80 años, con el objeto de  mantener viva la memoria histórica y para que los visitantes puedan conocer cómo se resguardaba la población durante el bombardeo. El alcalde de la villa foral, Jose María Gorroño opina que “estamos obligados a conservarlo porque es parte de nuestra historia”.

Esta fortificación se prevé que esté concluida en dos meses y tiene un presupuesto de 30.245 euros. Además se unirá a la ya existente enfrente de la fábrica de creación de cultura Astra.