Noticias

 

Será en el mes de julio cuando el equipamiento deportivo de Maloste luzca una nueva cara.

Y es que el Consistorio tiene previsto mejorar su imagen que hasta ahora se asemeja a la de un establo, según describen algunos de los visitantes que llegan a Gernika-Lumo. Para huir de esta percepción, se pintará la fachada con un color verde pistacho, además de colocar dos instantáneas del Gernika Saski, en blanco y negro y de unas dimensiones de 4,16 x 4,16 metros cada una.

Estas estarán impresas sobre aluminio e iluminadas al anochecer y reproducirán lances del juego. Su presupuesto asciende a los 14.265 euros.

Esta no se trata de una actuación aislada, sino que a lo largo de los últimos años, Maloste ha visto como mejora su infraestructura con la instalación de un parquet de primer nivel, de dos canastas del Mundial de Baloncesto de la FIBA y la ampliación del graderío que permitió ampliar su aforo hasta los 800 espectadores.