Noticias

 

El Ayuntamiento ha concluido las tareas de limpieza en el entorno del río Oka donde ha realizado labores de desbroce y poda de la maleza para su retirada; de mantenimiento y preservación de las especies autóctonas y la eliminación de las invasoras. Se trata de una actuación, incluida dentro del Plan de Acción del Paisaje del entorno fluvial del Oka, de recuperación paisajística en un espacio degradado de 30.000 metros cuadrados -distribuidos a lo largo de un kilómetro de ribera- que se encontraba repleto de flora invasora (cortadería selloana y arundo donax). Con esta medida se ha pretendido favorecer el desarrollo de las plantas existentes de especies autóctonas características del bosque de ribera, así como revegetación de algunas zonas desprovistas de vegetación arbórea-arbustiva, o con escasa presencia, con 24 alisos y 200 calveros.

Asimismo también se generará un área de seto vivo compuesto por 180 plantas de diferentes especies arbustivas y de distintos tamaños (cornus sanguínea, corylus avellana, eunymus europaeus, ligistrum vulgare, prunus spinosa, malus sylvestris, pyrus cordata, laurus nobilis y ilex aquifolium) distribuida en dos tramos de 28 y 93 metros de longitud respectivamente. Esta medida tiene por objeto delimitar e integrar en el ecosistema una zona destinada a la preparación de huertos periurbanos lúdico-didácticos.

Para completar el proyecto se tiene previsto instalar un panel interpretativo de la zona y organizar una jornada de participación ciudadana para que dar a conocer el nuevo espacio. El importe de estas actuaciones asciende a los 26.105,81 euros, además del coste de la ejecución de los trabajos. Este coste está subvencionado en parte por el Gobierno Vasco.