Noticias

 

Los ciudadanos de la villa foral continúan demostrando su apuesta por el reciclaje según se desprende de los datos registrados en 2016. Muestra de ello son los 557.720 kilos de papel recogidos y los 211.632 kilos de plástico.

Por otra parte, es reseñable la concienciación en la generación de compost con 9.490 kilos y 61.675 kilos de ropa. En este sentido es reseñable el ascenso experimentado en el reciclaje de pilas pasándose de 1.540 en 2015 a 1.800 en 2016.

Sin embargo, los vecinos se lo han pensado más a la hora de deshacerse de colchones, muebles o armarios. A pesar de todo, la localidad recicló en 2016 171.945 kilos. También hay que destacar la recuperación del aceite con 9.815 kilos.

Facilidades para el reciclaje

El Consistorio ya ha puesto en marcha un nuevo Punto Limpio Móvil que ha nacido para convertirse en un cómodo servicio de recogida de residuos domésticos, que facilite su reciclado o tratamiento, e incrementar el compromiso con el medioambiente de los ciudadanos. Se trata de una unidad que es transportada por un vehículo a las diferentes áreas del municipio (Santa Luzia, Lorategieta, Errenteria, Los Tilos, zona centro y Lumo), en el que permanecerá una semana cada mes. Cuando el mes disponga de cinco semanas, recalará en Lumo. En él se pueden depositar diversos productos, como: bombillas, pilas, móviles y cargadores, aerosoles, cartuchos de impresora, CD/DVDs, recipientes de pintura y radiografías.