Noticias

 

Bizkaia contará a partir del  9 de octubre con una cita atlética no competitiva que puede ser un referente en cuanto a las pruebas populares. Se trata de la carrera en ruta Gernika-Bilbao, apadrinada por Martín Fiz, que tiene un elemento diferenciador: dentro de la misma prueba habrá cuatro salidas para otras tantas distancias, todas ellas con la llegada en la Gran Vía de Bilbao. De esta manera, se pretende dar cabida a todos los amantes del running: desde los más experimentados con salida en Gernika (34 kilómetros), los que deseen algo más de una media maratón desde Zornotza (22,7 kilómetros), otros que quieran participar en una distancia más corta con el inicio en Galdakao (11 kilómetros) y para los más noveles, que tendrán su salida en Basauri (8,9 kilómetros). Al acto acudieron el ex campeón del mundo de maratón Martín Fiz; Asier Alea, director de Promoción Económica de la Diputación; Xabier Ochandiano, concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Bilbao; José María Gorroño, alcalde de Gernika; y miembros de la organización. La prueba, que nace con vocación de permanencia y arraigo en el calendario deportivo, se disputará el 9 de octubre y quienes tomen parte en la misma podrán usar las instalaciones del polideportivo de Deusto gracias a Bilbao Kirolak. “Gracias por hacerme embajador de esta prueba. No va a ser una prueba competitiva pero, yo que me pico hasta con mi sombra, sé que los atletas van estar en esta prueba para disfrutar con ella. Me seduce mucho la idea de las cuatro distancias porque el running se ha convertido en un movimiento social y algunas veces se convierte en locura. Que todo el mundo disfrute de la carrera, un niño que acaba de nacer” dijo Martín Fiz.

Quien lo desee se podrá inscribir, hasta el 16 de septiembre, a través de la web www.gernikabilbaorunning.com. Los inscritos como abonados de Bilbao Kirolak, así como los de los polideportivos de Basauri, Galdakao, Zornotza y Gernika, disfrutarán de un descuento del 20% hasta agotar inscripciones. A los participantes se les llevará de manera gratuita a los puntos de salida en Metro y en la Línea de Euskotren.
La Gernika-Bilbao, organizada por Jotamas Eventos Deportivos, saldrá de la villa foral. Cuando los participantes alcancen la localidad de Zornotza (Amorebieta), habrá otra salida para cumplir el recorrido de una media maratón. Al llegar al municipio de Galdakao estará la tercera de las salidas. Y por último, en el municipio de Basauri, se llevará a cabo la última de las cuatro salidas de esta nueva carrera. La meta estará en la Gran Vía frente al Palacio Foral.

Los dorsales estarán diferenciados por colores. Los de color oro son los elegidos para la prueba estelar, la Gernika-Bilbao. Los participantes de Zornotza tendrán color plata, los de Galdakao color bronce y los de Basauri el color blanco. Todos ellos llevarán un chip insertado que les dará referencia exacta de los tiempos de paso.

Recorrido

Los participantes en la prueba reina, con salida en Gernika, deberán afrontar el puerto de Autzagane en el kilómetro 9.400. No hay rampas duras, pero el desnivel de 230 metros partiendo desde el nivel del mar puede hacer mella en los corredores. Desde aquí, hay un rápido descenso de dos kilómetros hasta Zornotza. A partir de ahí, la carrera es asequible. Sin llegar a ser un puerto, las rampas de Basauri, a buen seguro, endurecerán las piernas de los atletas. El último repecho, pero el más espectacular por su simbología, es la Avenida de Zumalakarregi. La organización facilitará el transporte para que los corredores puedan ir a su salida respectiva. Los participantes que deseen salir desde Basauri podrán coger el metro y bajarse en la salida que está junto a la boca del Ayuntamiento de Basauri. A los que lo hagan desde Galdakao se les facilitará el transporte a través de Euskotren, y los que lo hagan desde Zornotza y Gernika, además del tren y autobuses, tendrán servicio de consigna para que dejen su bolsa y la organización la llevará hasta la meta en el Palacio Foral en la Gran Vía.

Según señala Ainhoa Eguren, del equipo organizador de la Gernika-Bilbao, “en tres cuatro años nos gustaría que esta prueba pudiera llegar a acoger a más de 20.000 participantes en sus cuatro salidas. Lo que queremos es que cada inscrito tome la salida en la distancia más optima para él. Desde el minuto uno que mostramos el proyecto a las instituciones, nos están ayudando”. Los atletas, que deberán circular en todo momento por el carril derecho de la carretera, tendrán un avituallamiento cada 5 kilómetros.  La organización contará con más de 200 voluntarios para hacer labores de señalización, pasos de cebra, avituallamientos y consigna.

Además de las policías locales de Gernika, Zornotza Galdakao, Basauri y Bilbao, la DYA será la encargada de dar cobertura sanitaria a la prueba.